Muchas cosas nos inspiran

  • Todos deberían ser estudiantes y cualquiera puede ser maestro
  • El aprendizaje abarca el desarrollo personal, el conocimiento y las habilidades.
  • El aprendizaje cambia a las personas, inspira acción y abre nuevos mundos
  • Fomentamos la creación de un entorno de aprendizaje en el que las personas puedan reflexionar y crecer.
  • Hay muchas inspiraciones que pueden ofrecer oportunidades para aprender.
  • Nos esforzamos por crear experiencias individuales, colectivas y comunitarias, a través de las cuales fortalecemos y desarrollamos nuestra identidad judía.
  • Nuestro objetivo es crear oportunidades para que las comunidades y los individuos se conecten.
  • Reconocemos la fuerza de facilitar un espacio donde establecer vínculos espirituales, emocionales e intelectuales.
  • El voluntariado es una característica clave de casi todo lo que hacemos.
  • Todos somos responsables unos de otros y de las comunidades que creamos: todos tenemos una importante contribución que hacer.
  • Alentamos a los participantes a participar activamente en todo lo que hacemos.
  • Inspiramos a las personas a ser ambiciosos acerca de su contribución.
  • Desafiamos a las personas, y confiamos en ellas para enfrentar ese desafío.
  • Vemos el potencial de los individuos y las comunidades, y apoyamos su desarrollo.
  • Empoderamos a las personas para que tomen decisiones y les proporcionemos la información que necesitan para informar esas elecciones (incluidas las biografías que pedimos a los presentadores que brinden).
  • Valoramos la rica diversidad entre los judíos, y por eso buscamos crear experiencias intercomunitarias e intergeneracionales.
  • Valoramos la accesibilidad y buscamos ser accesibles para todos.
  • Valoramos la elección en forma, contenido y estilo en nuestros programas.
  • Alentamos a las personas a no estereotipar a los demás.
  • Limmud es una comunidad de aprendizaje.
  • Podemos lograr más juntos de lo que podemos individualmente.
  • Ganamos y debemos devolver algo a la comunidad judía y a la comunidad en general.
  • Nadie es más importante que nadie.
  • Esperamos que todos los participantes sean respetuosos entre sí y reconozcan que todos los voluntarios también son participantes.
  • Los ataques personales no son aceptables en ningún contexto de Limmud, especialmente dentro de las sesiones en los eventos.
  • Reconocemos y apreciamos que los “argumentos en nombre del Cielo” pueden contribuir positivamente a promover nuestra educación y comprensión.
  • No participamos en legitimar o deslegitimar ninguna posición religiosa o política que se encuentre en la comunidad judía mundial. Cualquiera que venga a Limmud buscando oportunidades para esto no las encontrará.
  • Las sesiones que fomentan un debate vigoroso son totalmente aceptables, pero trataremos de evitar conflictos religiosos o políticos. Las sesiones deben ser educativas y no polémicas.
  • Se observa Shabat y kashrut en todas las áreas públicas.
  • Reconocemos que en las áreas privadas, las personas se comportarán como lo deseen.
  • Si los participantes desean organizar un grupo de oración, pueden hacerlo siempre y cuando proporcionen todos los recursos y sean responsables de la sesión o grupo de oración en su totalidad.